¡Me meto, no me meto,...!

En más de una ocasión todos hemos pasado por la disyuntiva de llegar a la playa y tener que decidir si hoy es un buen día para meterse o no.

Lo cierto es que nos hemos levantado con ganas de surfear esa mañana  y mirando el tiempo y la webcam hemos decidido que aunque la perspectiva  es más que dudosa queremos ir a la playa de igual modo con la esperanza de que la cosa este mejor de lo esperado. Es ahí donde pasándome un rato observando el mar decido que no parece para tanto y comienzo a vestirme, sin darme cuenta que entre prenda y prenda me vuelvo a quedar ensimismado viendo las series fuertes que van llegando.

Ya cambiado a pie de playa y estando al nivel de las olas, vuelvo a quedarme ensimismado otro rato surgiendome malos pensamiento: ¡y si me falla el esquimo!, ¡y si no logro remontar!, ¡menudos barrotes caen por allí!. Entonces es cuando recuerdo las simpáticas frases del libro de William Neally sobre las aguas bravas y en referencia al miedo:  
  1. "Si crees que vas a morir, probablemente sea cierto".
  2. "El tiempo que te quedas mirando es proporcional al peligro que te espera".
  3.  Y mi preferida "La cantidad de saliva que el palista puede escupir es inversamente proporcional a la tendencia a perder el control" o dicho de otro modo "si no tienes nada que escupir mejor vete a tu casa".
 Por ello en los últimos años, no se si por la edad o la experiencia, me he dado la vuelta más veces que antes, con lo que me gustaría añadir a las frases de Neally esta otra:

"Si sabes que hoy no vas a disfrutar, ¿porque no vuelves otro día?"

Fotos de Esther Otero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

VALORACIÓN DEL SHARK DE RPF

Jose Piñeiro 4º en Peniche

Jose Piñeiro vence en Peniche