VALORACIÓN DEL SHARK DE RPF

Tal como es descrita por el fabricante, el shark no es una embarcación que te permita ejecutar espectaculares saltos o enfrentarse a olas de grandes dimensiones; pero su grandeza radica en su versatilidad. Ya que te permite disfrutar de las olas con un mínimo conocimiento de la técnica de paleo para los principiantes, al mismo tiempo que se deja hacer alguna que otra maniobra en manos de un “pro”.


A pesar de lo atractivo que resulta a la vista el kayak surf, una mala experiencia inicial puede echar para atrás a cualquiera. Polo que a la hora de presentar este deporte a cualquier persona, se ha de ser cuidadoso con las capacidades del individuo y de propiciarle un entorno, en el que pueda percibir la sensación de deslizamiento, reduciendo al máximo el riesgo.Para empezar la sensación de claustrofobia que produce el introducirse en kayak surf “cerrado”; ya suele ser una limitación para aquellos palistas que no tengan afianzada la técnica de esquimotaje, por lo que lo más habitual es iniciarse en un sit on top de plástico.Lo cual tampoco resulta una elección del todo apropiada ya que este tipo de embarcaciones, no están diseñadas para surfear, por lo que su maniobrabilidad es muy limitada. Esta característica, unido a sus elevadas dimensiones y peso; puede provocar situaciones complicadas tanto con bañistas a los que es imposible sortear, como con la propia embarcación al golpearnos en un mal vuelco.  Si a todo esto se le une la inconsciencia de un palista que es desconocedor de estos peligros y no asume unas mínimas medidas preventivas (usar casco, evitar las zonas de bañistas, no forzar en situaciones de mar adversas, etc,…).Pueden derivar a situaciones desagradables queirán desde un susto a una contusión grave.

Evidentemente ninguna persona que practique kayak surf está libre de tener algún accidente, pero en el caso de los principiantes, el SHARK te permite disfrutar del deslizamiento y maniobrabilidad de un kayak surf, sin las complicaciones de volumen y peso de un sit on top de plástico. Los apoyos que te proporciona, así como el sistema de cinchas a las rodillas, además de incrementar el control del kayak, te permite realizar el esquimotaje sin grandes esfuerzos ni un gran dominio de la técnica. Permitiendo soltarte de la embarcación unicamente dejando de hacer fuerza para juntar las piernas. Por lo que representa una gran ventaja respecto al aprendizaje en otras disciplinas como el wave sky, en el que a pesar de ir “encima” del kayak, el esquimo es muy complicado de aprender, y necesitas soltar el cinturón con la mano para desprenderte de la piragua.
No entraré a valorar las características del SHARK con otros modelos “sit on top específicos para el kayak surf porque no los he probado; ni con “kayaks surf” porque mi nivel tampoco me lo permite. Por lo que me ceñiré a describir mi opinión subjetiva del mismo.



Como aspectos positivos destacar lo que ya he comentado con anterioridad. Una vez dominas la técnica de
paleo es muy sencillo empezar a pillar olas y sentir esa sensación de deslizamiento que tanto “engancha”. Los “revolcones” se solucionan soltando el kayak y dejarlo ir, para posteriormente ir a por él y subirse nuevamente sin necesidad de acercarte a la orilla a achicar. Alguno puede pensar que esto dará lugar a un problema en caso de que la corriente te arrastre mar adentro y te encuentres sin la flotabilidad que te ofrece el kayak. Existen varias alternativas para solventar esta situación. Una de ellas es la de fijar un “invento”que me una a la piragua, bien a la parte de atrás de mi chaleco, bien a uno de mis tobillos. La otra es la de llevar un par de pequeñas aletas en el bolsillo del chaleco o por dentro de él para facilitar el nado contra la corriente. La primero opción no me ofrece demasiada confianza por el carácter impredecible que tiene la embarcación una vez abandonada, que puede hacer que ese cable se te enrede en el cuello, o que el tirón que produzca sea demasiado potente. En cuanto las aletas parece una opción menos peligrosa, pero un poco compleja; y cualquiera de las dos se solventa cumpliendo una norma básica de seguridad como es el no bajar nunca al agua sólo. Además cualquiera de las técnicas clásicas de esquimotaje son válidas, y aunque no sale tan fácil como kayaks cerrados, si te salen bien en uno cerrado no vas a tener problema para esquimotar en un SHARK.

El disponer de tres quillas móviles y cantos angulados, te permite agarrarte a la pared de la ola con bastante fiabilidad; y los apoyos y cinchas (si van bien ceñidos) te dan un gran control para hacer maniobras sencillas. Además la superficie de la cubierta, aunque no te proporciona la velocidad de desplazamiento de los últimos modelos en unas manos expertas, no va a ser un limitante para hacer tus filigranas si sabes lo que haces.En la parte negativa, aunque intenta reproducir las características de kayak surf, no deja de ser un “sit on top”. Así que si te ves cara a cara con ola de las buenas, es muy probable que no seas capaz de mantenerte sobre él, ya que no te permite el “calzarte” bien. Este mismo problema aparece a la hora de transmitir gestos explosivos con la cadera al kayak, ya que careces de apoyo con esta parte del cuerpo, por lo que todo el control lo debes realizar bien con los pies, bien con las rodillas, lo que te limita bastante en giros radicales y saltos.Además, a pesar de pesar de tener unas dimensiones reducidas, es bastante pesado, y aunque la especificaciones oficiales hablan de unos 10 kg, yo no he visto ninguno que pese menos de 15 kg. Peso que se va a ir incrementando con el paso del tiempo, al no poder acceder a su interior para un correcto mantenimiento.


Mantenimiento éste que deberá ser un poco más cuidadoso de lo habitual. Para empezar no debes olvidarte nunca de abrir el tapón que tienen para achicar  el agua que se introduzca en el interior una vez salgas del agua. Con el calor, la humedad del interior del casco se evapora, incrementando la presión interior. Si el tapón esta cerrado, la presión del vapor, puede producir grietas en la vibra o incluso llegar a despegar la cubierta del casco.


Además la correas y cinchas son muy sensibles a la salitre y al sol, por lo que si no las endulzas con frecuencia su vida se acorta enormemente. Además al tener que aplicar en ellas bastante fuerza, tanto para esquimotar, como girar, como para transportar el kayak fuera del agua; es frecuente que se desgarren o las costuras se descosan. Por lo que resulta aconsejable disponer siempre de repuestos para no tener que detener un buen día de olas. Por mi parte no aporto nada más, dejando esta introducción como pié a futuras valoraciones sobre este modelo de kayak.

Comentarios

  1. Estupenda valoración, ahora falta lo principal : poderlo comprar en España presencialmente, ya que hay algo que no dices que es que se fabrica en tres versiones según el material, luego parece imprescindible para hacer la comparativa de probarlos aunque sea en seco para tal menos tocarlos y cogerlos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Jose Piñeiro 4º en Peniche

Jose Piñeiro vence en Peniche

Jose Piñeiro vence en Mundaka en Master HP